Skip to content

Elige el desafío que te ha traído hasta aquí y te cuento cómo vamos a plantarle cara.

El principal quebradero de cabeza de los negocios digitales: conseguir tráfico.

No hay nada más triste e inútil que una web sin visitas. Lo bueno, es que tiene solución y esta se adapta a cada necesidad y presupuesto.

Por ejemplo, no es lo mismo atraer tráfico a negocios digitales que ofrecen productos que la gente ya conoce y que buscan, que atraer tráfico a webs que ofrecen productos o servicios que la gente no sabe ni que existen todavía.

Para que me entiendas: en la primera, buscas toallas porque necesitas toallas. En la segunda, son las toallas las que te encuentran a ti.

Cada proyecto, cliente y necesidades son únicas así que no existe una solución global. 

Dependiendo del caso, hay muchas opciones que nos pueden ayudar:

  • Auditoría web. Vamos a ver cuáles son las mejoras más inmediatas en tu web que te pueden hacer atraer tráfico de forma rápida y mantenida en el tiempo.
  • Social Ads (Facebook Ads, Instagram Ads, Twitter Ads). Publi de pago para mandar tráfico a tu web. Recuerda, aquí son las toallas las que te encuentran en el feed de tus redes sociales.
  • SEM – Google Ads. ¿Tienes prisa por conseguir tráfico para verificar tu idea de negocio? Es aquí.
  • SEO. Cuando alguien busca toallas, sales en primera página. Esto va más de pico y pala, pero los resultados cambian la vida de un negocio online. 
  • Google Display Ads. Publi de pago en páginas relacionadas con tu público objetivo que desembocan en tu web.  
  • Google Analytics. La mejor manera de medir si lo que estamos haciendo funciona, y cómo optimizarlo para mejorar su rendimiento.

¿Quieres más tráfico? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

 

Que un lead sea cualificado no significa que haya estudiado en Harvard. Significa que es un cliente potencial que encaja a la perfección con el perfil de tu público objetivo.

Los datos de estos clientes valen oro porque cada uno representa una oportunidad de venta que depende de nosotros aprovechar o no.

Por eso, es muy importante desarrollar una estrategia que nos ayude a tener una base de datos a tope de leads cualificados a los que luego poder vender.

Un ejemplo estúpido para que me entiendas, si vendes botellas de agua no es lo mismo hacerlo un 15 de agosto en Sevilla, que un 4 de enero en Gijón. ¿Dónde encontraríamos un mayor número de leads interesados en nuestro producto? La respuesta es evidente.

A nivel online la cosa cambia y se pone más interesante, pero hay muchas maneras de conseguir leads de calidad en tu web que transformar después en clientes.

¿Quieres leads de calidad? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

Y quién no, ¿verdad? Este es el auténtico objetivo de cualquier negocio y para conseguirlo hace falta darle al coco y desarrollar una estrategia distinta para cada caso.

Ya te he dicho que cada cliente y cada proyecto es un mundo, y también lo es cada presupuesto. 

Además de las estrategias que ya hemos mencionado, aquí hay varias cosas que hacer y que funcionan:

  • Diseño y desarrollo web. Tener una web que “entre por el ojo”, represente la personalidad única de tu marca y en la que navegar sea un placer facilita todo lo demás. 
  • Diseño y desarrollo de e-commerce (tienda online). Monetizar directamente con productos desde tu web con un e-commerce de primer nivel.
  • Imagen de marca. Genera clientes y te compraran una vez, crea marca y te comprarán siempre. ¿Con cuál de las dos te quedas?
  • Retargeting. Ay, las cookies. No te imaginas cuánto poder encierran las cookies. Con técnicas de retargeting puedes utilizarlas en tu beneficio volviendo a impactar a la gente que ya ha pasado por tu site. Es como volver a llamar a alguien que te gusta y que no te coge el teléfono, solo que esta vez sí lo hace.
  • CRO (conversion rate optimization). Engloba todas las tareas que hay que hacer para asegurar la mejora en el ratio de conversión de un sitio web. ¿Traducido? Analiza datos para que no te duermas en los laureles y tus ratios mejoren.

¿Quieres más clientes? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

“¿Holaaaa? ¿Hay alguien ahí?” Si pudieran hablar, la mayoría de negocios con presencia online gritarían eso. Si no estás en la primera página de Google, no existes. Pero eso es algo que se puede cambiar antes o después (depende de tu presupuesto, pero sobre todo de tu paciencia).

¿Adivina cómo vamos a solucionarlo?

Trabajando toda la parte de buscadores, tanto de pago como orgánico o SEO. Y antes de eso, asegurándonos de que tu proyecto web está 100% optimizado para meterle mano.

No hacer esto es como empezar la casa por el tejado.

¿Quieres que tus clientes te encuentren? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

Si tu desafío tiene que ver con empezar a vender online significa que eres un tío o una tía muy inteligente. Es probable que ya tengas un comercio convencional y ahora quieras incrementar tus ventas con el canal online. O tal vez no, e internet vaya a ser tu canal principal. En cualquier caso, es una decisión cojonuda y que te va a permitir ganar dinero sin moverte de casa.

La mejor manera de vender tus productos es a través de una tienda e-commerce. Así que ya que vas a hacerlo, hazlo bien. La calidad de tu sitio web es una de las características más importantes para que un e-commerce prospere.

Un e-commerce debe ser sencillo y facilitar la navegación. Y a la vez, atractivo y funcionar como un reloj suizo. 

Si es tu caso, te puedo ayudar desde la creación del propio sitio web y su optimización para buscadores; hasta la posterior gestión de su publicidad en RRSS para atraer tráfico al site, medición de resultados para mejorar métricas, creación de automatizaciones de email para tu base de datos… 

Vamos, que menos enviar el producto que te toca a ti, el resto es cosa mía.

¿Quieres empezar a vender online? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

Todavía no te conozco, pero lo sé todo sobre ti. Es posible que tu negocio ya tenga presencia online e incluso que hayas trabajado o trabajes en la actualidad Social Ads, Google Ads, cuestiones básicas de SEO…

Sin embargo, los resultados que estás obteniendo no te parece que ni de lejos correspondan con el potencial que tiene tu negocio.

El típico: “joder, sé que mis productos y servicios son buenos pero no consigo comunicar su potencial para que llegue a mi público objetivo”.

El típico: “¿qué estoy haciendo mal?”

Estamos tan metidos en nuestro negocio que necesitamos la opinión de un experto de fuera que nos guíe y nos devuelva la claridad mental.

Si crees que este puede ser tu caso, puedo ayudarte de la siguiente manera:

  • Auditoría. A veces basta un simple vistazo por un sitio web para localizar posibles mejoras que pueden beneficiar a su rendimiento. 
  • Definición del Customer Journey. Definir cuál es “el viaje del cliente” desde que te conoce hasta que te compra.
  • CRO (Conversion rate optimization). Engloba todas las tareas que hay que hacer para asegurar la mejora en el ratio de conversión de un sitio web. ¿Traducido? Analiza datos para que no te duermas en los laureles y tus ratios mejoren.
  • Consultoría. La palabra más denostada de la historia. Esto no va de que te de consejos, es un proceso mucho más profundo y gracias al cual conocerás las mejores prácticas para mejorar los resultados de tu negocio.
  • Formación. Si además de aplicar todo esto, quieres aprenderlo, ofrezco servicios de formación en los que comparto contigo todo lo que me han enseñado estos 10 años de experiencia. No es un MBA, pero es información de calidad directa al grano, que a veces resulta hasta mejor.

¿Quieres mejorar los resultados actuales de tu negocio? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

La pregunta del millón: ¿Qué crees que es más difícil: vender algo por primera vez a un cliente o hacer que repita?

Tic, tac, tic tac.

La respuesta es fácil: es mucho más sencillo hacer que repita.

Una vez que has hecho lo más complicado y trasladado la confianza necesaria para la primera compra de un cliente, debería estar chupado conseguir la segunda. Sin embargo, a veces esto cuesta más que lo primero. Y denota un problema importante:

Las empresas no se preocupan demasiado por retener clientes.

Invierten mucho dinero y esfuerzo en adquisición para luego desinflarse. Lo que es un muy mal plan y una manera estupenda de perder dinero.

Las ventas generadas de clientes existentes son mucho más “baratas” que las de nuevos clientes. De ti depende amortizarlas, o no.

Para solucionar este problema te puedo ayudar con:

  • CRM y Email Automation. La mejor forma de procesar y analizar los datos de tus clientes es tener una base de datos con información de todos sus movimientos. Y de esta forma filtrar y segmentar en campañas de email marketing que se encarguen de que vuelva a comprar.

¿Quieres que tus clientes repitan? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

Sé que esto puede llegar a ser muy frustrante. Tienes un negocio establecido, generas ventas, tienes clientes, pero te es muy difícil obtener beneficios. 

Tal vez esto se deba a que el margen de venta de tu producto es muy ajustado y para paliar esto hayas decidido subir los precios. 

Subir el precio está bien, sin embargo, al hacerlo no debemos olvidar que debemos incrementar el valor percibido de lo que sea que estemos vendiendo.

Para lograr esto se me ocurren unas cuantas formas:

  • Imagen de marca. Fundamental. La gente no compra productos, compra las historias que cuentan esos productos y que forman parte de tu identidad de marca.
  • Diseño y desarrollo web. Una web es como la portada de un libro. Muchas veces basta un simple vistazo para decidir si seguimos leyendo o lo cerramos para siempre.
  • Social Ads. El empujón que tu negocio necesita. Un anuncio en redes bien planificado es como agitar una palmera: solo es cuestión de esperar que empiecen a caer cocos.
  • CRM y Email Automation. Analizando los datos de compra de tus clientes, segmentándolos y creando campañas de email marketing específicas para cada público.

¿Quieres más margen? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

Esto no solo va de que te conozcan. Va de la imagen que tiene tu público objetivo de ti y tu marca. Y más te vale que sea buena.

Uno de los desafíos más importantes de una empresa es precisamente sobrevivir a esos primeros meses y años en los que es necesario no solo que la gente sepa de ti, también que lean y escuchen opiniones positivas. 

Trasladar todo lo bueno que somos y sabemos hacer para crear una imagen de marca atractiva y consistente a veces no es una tarea fácil.

Si estás en esta situación, soy tu hombre y te puedo ayudar de un montón de formas.

Hablamos y te las cuento.

¿Quieres dar a conocer tu marca? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo. 

Este desafío me flipa porque es algo que llevo haciendo toda mi vida: coger ideas, darles forma y validarlas para comprobar su eficacia. 

Así que si tienes una idea en la que confías y te gustaría saber si además es monetizable, vamos a comprobarlo con la mínima inversión viable.

La forma más sencilla de hacer esto es crear una web ficticia sobre los productos y servicios que quieres ofrecer, promocionarla y observar la reacción de tu público objetivo a través de unos KPI’s muy específicos que elegiremos para determinar si la idea podría funcionar o no en el mercado. 

Esto se llama metodología LEAN o “Lean Startup”, y para llevarla a cabo de 0 a 100 necesita de lo siguiente:

  • Diseño y desarrollo web. Evidentemente necesitaremos una web sobre la que ofrecer los productos y servicios. Sencilla, sin demasiadas florituras, pero la necesitamos.
  • Social Ads y SEM. Se trata de validar la idea lo más rápido posible así que aquí lo ideal es comprar tráfico frío de pago y ver qué pasa. Señores, aquí es donde la cosa se pone interesante.
  • Google Analytics. Necesitamos datos, datos y más datos para validar qué es lo que funciona y lo que no y para tomar la decisión de seguir con el proyecto o dar un paso atrás.

Te aseguro que pase lo que pase, es impagable lo que puedes aprender para aplicar en nuevas y futuras ideas.

¿Quieres validar una nueva idea de negocio? Hablemos.

O si lo deseas, puedes echar un vistazo a las soluciones que propongo.